Cosmetología

Rosa Márquez M.
Cosmetóloga – Esteticista.
Reg. Nº 3719 Ministerio de Salud.

InicioFlores de BachReikiSintergéticaPYSYCH-KReflexologíaMasoterapiaCosmetologíaTalleresContacto

 

 


“Cuidar el cutis limpiando a fondo, hidratando y nutriendo, es la única manera de paliar los daños producidos por los efectos de la polución, el estrés, el tabaco, exceso de sol, que no solo opacan el rostro, sino que además lo envejecen antes de tiempo.”
 

Tratamientos faciales
 
Limpieza profunda de cutis
Hidratación.
Nutrición
Peeling
Acné
Rosácea
Manchas
Líneas de expresión
 
    


Clases de: auto-cuidado facial y maquillaje con correcciones.


“RECUERDE QUE LA SALUD TAMBIÉN PASA POR LA PIEL.”

La Cosmetología, considerada como una rama de la Dermatología, estudia las enfermedades de la piel, lo que nos indica como diagnosticar, prevenir, cuidar, mantener y embellecer la piel normal.
Dermo = piel.
Logia = tratado.

La cosmetóloga aplica los métodos necesarios para tratar las anormalidades de la piel, tanto de rostro y cuerpo, mediante la eliminación, corrección, o disimulación de alteraciones antiestéticas, en especial las del rostro, por ser las más notorias.

La piel: es un órgano, elástico, flexible, resistente; es el órgano más extenso del cuerpo humano, es la barrera protectora contra todos aquellos agentes externos negativos que nos rodean.
La piel está formada por tres capas principales:

Epidermis: es la parte más externa de la piel, es aquí donde actúan principalmente los cosméticos, mediante la limpieza profunda, eliminando células muertas.

Dermis: en esta capa se produce la nutrición, se encuentran las fibras colágenas, elastina, glándulas sudoríparas y sebáceas.

Hipodermis: es la capa más profunda de la piel, donde se forman glándulas, nace el cabello. En esta capa se forma y se reserva la elasticidad.

El buen funcionamiento de los procesos bio-químicos producidos en estas tres capas es determinante para la salud y la belleza.
Con el transcurso de los años, la piel pierde alguna de las características, como suavidad, elasticidad, tersura. En personas jóvenes también se pierden estas características si ingieren comidas muy ricas en grasas, insuficiente higiene y cuidado, abuso de alcohol y tabaco, o por excesiva exposición al sol.

Rostro: Tipos de piel.

Piel normal: color rosado uniforme, lisa, fina, firme, sana, brillo moderado mate.
Recomendación: cuidados adecuados para evitar sequedad y prevenir aparición de arrugas.

Piel seca: color blanco rosado, muy fina, opaca, rugosa, fácil descamación, aspecto mate sin brillo. Permeable a agresiones del exterior.
Recomendación: tratamiento limpiador, nutritivo, hidratante y regenerador, aumentar consumo de agua.

Piel grasa: color cetrino, brillo intenso, aspecto oleoso en frente, naríz y mentón, espesor y grano grueso.
Recomendación: tratamiento limpiador, purificador, nutritivo y reequilibrante.

Piel mixta: presenta zonas muy secas ( mejillas ), y grasas en frente, nariz y mentón.
Recomendación: tratamiento limpiador, hidratante en zonas secas y equilibrante en zonas grasas.

Piel sensible: piel delgada, fina transparente, vasos sanguíneos a flor de piel (enrojecida), tendencia a picar, ardor, prurito, generalmente muy blanca, reacciona ante cambios bruscos de temperatura y ambiente.
Recomendación: limpiar, hidratar, nutrir y descongestionar; uso de bloqueador solar.

Atención en consulta

Dirección: La Alberca  Nº 9323, La Florida, Santiago

Ver Plano de Ubicación

 

rossymarquezm@gmail.com
Fono: 56- 223189674
Celular: 94890206